Gastos extraordinarios de los hijos

Gastos extraordinarios de los hijos

¿Tiene validez el consentimiento tácito al pago de gastos extraordinarios durante años? ¿Puedo reclamarlos si me los dejan de paga?

En ocasiones sucede que un progenitor abona al otro de mutuo acuerdo verbal, la mitad de los gastos extraordinarios de los hijos, sin que por tanto exista un acuerdo expreso ni consten contemplados tales gastos como extras en el convenio regulador o en la sentencia.

Si de repente uno de ellos se niega a pagarlos, ¿qué sucede?

El consentimiento al pago de gastos extraordinarios puede ser expreso o tácito. Si esas cantidades se han venido abonando además de la pensión de alimentos fijada el convenio regulador aprobado por sentencia, entiendo que existe un consentimiento tácito a que los mismos se realicen y a ser sufragados al 50 % por ambos progenitores.

En este sentido el Código de Derecho Foral Aragonés, establece lo siguiente (art. 82.4): Los gastos extraordinarios necesarios de los hijos serán sufragados por los progenitores en proporción a sus recursos económicos disponibles. Los gastos extraordinarios no necesarios se abonarán en función de los acuerdos a los que lleguen los progenitores y, en defecto de acuerdo, los abonará el progenitor que haya decidido la realización del gasto.

Lo aconsejable en todo caso es, ante una discrepancia en la necesidad de realizar el gasto, acudir previamente al Juez para que determine si el gasto extraordinario es o no. Existe un procedimiento regulado para ello.

Etiquetas: asistencia, leyes